martes, 30 de marzo de 2021

Brecha digital e indefensión

 Por ser un problema típico que afecta en estos lugares, más que en otros, el siguiente enlace describe la indefensión que sufren las personas ante bancos, empresas de telefonía y administración (ayuntamiento incluído). Este es un artículo que publica laplazuela.net de Sigüenza el cual podemos leer haciendo clic en el título siguiente:

Tarifas en danza, brecha digital e indefensión

***********************************************************************************

Por otro lado, el lunes de Pascua podemos leer en El Día de Soria un artículo en el que se dice lo que insistentemente venimos expresando y se viene publicando:

-la extensión de la banda ancha en el medio rural, como un instrumento «imprescindible» para la lucha contra la despoblación.
-
¿Nos dejarán fuera también cuando cobren los impuestos?

- el 18% de la población soriana vive en zonas sin conexión a internet de ningún tipo.

- Es lo que se denomina ‘zonas blancas NGA’ y la provincia tiene nada menos que 637.«no disponen de cobertura de redes de banda ancha de nueva generación, ni previsiones para su dotación por algún operador en el plazo de tres años, 

Lo demás son proyectos, previsiones y mezclar churras con merinas (banda ancha con repetidores de televisión). Dicen que para el año 2023; cuando lleguemos será para el 2027,  y al final "se morirá el borrico mientras tiene la cebada al rabo".

Por lo que sabemos, en nuestro pueblo con las tres pedanías que nos acompañan y las dos localidades que tenemos más próximas y con quienes compartimos servicios oficiales y religiosos: Alpanseque y Marazovel  seguiremos en el limbo.  ¿Se preocupan de eso nuestras autoridades?  Por ahora nos preguntamos: ¿sabrán lo que es y lo que no es banda ancha?¿les interesa saberlo?.  

1 comentario:

angel dijo...

El porqué de estos chanchullos hay que buscarlo en los puestos en los consejos de administración que están reservando las grandes empresas para los políticos de alto mando de los gobiernos, en pago a mirar para otra parte cuando hacen leyes que permiten eso. Ya lo llevamos padeciendo años, pero últimamente más.